El preampflificador

El famoso "preamp".

Uno de los puntos más importantes, y también más ignorados por muchos operadores dentro de cualquier sistema de audio, es el preamplificador, también llamado preamp o pre. El preamp es quizás la etapa más crítica en cuanto a la manipulación de una señal de audio se refiere, pues es en esta etapa donde nuestra señal puede aumentar más su cantidad de energía ¡incluso hasta un millón de veces! (no tenemos esa cantidad de amplificación en ninguna otra etapa). Por este motivo es crucial entender cómo operar adecuadamente un preamp. Muchos de los problemas más comunes en los sistemas de audio, como distorsiones, ruido y retroalimentaciones o feedback se suelen deber a un mal ajuste del pre. De hecho en mis cursos y seminarios comenzamos siempre por saber ajustar el pre de una consola antes de pasar a lo demás. 


Lo primero que debemos entender es que el preamp es un amplificador que se encuentra generalmente en las entradas de las consolas o mezcladoras (mixers). Su función es darle la amplificación necesaria a las distintas señales que conectamos a una mixer, por ejemplo: micrófonos de distinto tipo, instrumentos electrónicos y electroacústicos, CD players, procesadores de efectos, etc. Todas estas señales son distintas y requieren de distinta cantidad de amplificación, es el preamp quien se encarga de ello, de modo que todas las señales entren a la mixer con un nivel similar y puedan ser mezcladas de mejor manera, reduciendo así la probabilidad de distorsión o ruido en la señal de salida de la consola. 

El control de la ganancia del pre generalmente lo encontramos en la parte superior de cada canal y suele estar etiquetado como Gain o Trim. Algunos equipos tienen también una indicación de los dB's de ganancia o sensibilidad en dichas perillas. 

Fig. 1. En esta consola la ganancia del pre son las perillas rojas de arriba de cada canal.


Fig. 2. En esta consola el preamp se controla con las perillas grises de arriba.


La parte clave es saber qué tanta ganancia tenemos que darle a cada canal, esto es lo que se conoce como estructura de ganancia y será un tema completo que veremos más adelante. Sin embargo, de manera general podemos mencionar el siguiente procedimiento:

1. Girar la perilla al mínimo antes de conectar el micrófono o instrumento respectivo. Cabe señalar que colocar el preamp en esta posición NO significa que no tengamos "volumen", sino mas bien que la amplificación es poca (en otras palabras, algunos micrófonos pueden mandar suficiente señal incluso con la perilla al mínimo).

2. Conectar nuestro micrófono o instrumento y pedirle al músico que cante o toque un poco aunque aún no se escuche (Esto es lo que se conoce como line check).

3. Accionar el botón PFL (pre fader listen) de nuestro canal y monitorear en los medidores principales de la consola cuál es el nivel de nuestra señal (por lo general habrá muy poco nivel y solo encenderán los LED de abajo). 

4. Ajustar el preamp de modo que el nivel de la señal oscile alrededor de 0 dB en los medidores principales. La cantidad de ganancia necesaria dependerá de varios factores como: los volúmenes de cada músico, el tipo de micrófono y distancia de éste, el tipo de técnica vocal o de ejecución, etc. Podemos ver que si el micrófono cambia de manos o tenemos cambio de músicos tendremos que hacer reajustes casi siempre. 

5. Desactivar la función PFL. 

Fig. 3. Sección Master de una consola con medidores de LED.


El nivel o volumen de salida dependerán de la posición de nuestros faders y de la ganancia de los amplificadores de potencia principalmente. Los faders suelen manejarse alrededor de 0 dB y la ganancia de los amplificadores de potencia requiere de una explicación más profunda que trataremos en otra ocasión.

Finalmente, es importante mencionar que también existen preamps externos que se suelen usar en estudios profesionales y que se utilizan en lugar de los pres de las consolas para conseguir un sonido con características diferentes. Estos suelen instalarse en un rack o gabinete y pueden costar ¡hasta $5000 USD cada uno! El uso de estos preamps depende de la calidad sonora que se desea, pues varios de estos pres basan su funcionamiento en válvulas electrónicas o bulbos que le imparten a la señal un "color" o sonido muy particular y del agrado de muchos ingenieros y productores.

Fig. 4. Preamp externo de alta calidad con ecualizador integrado.


0 comments:

Post a Comment